La primera secretaría del club

La imagen, que fue donada al club en 1974 con motivo del 60 aniversario de su fundación, muestra el lugar en donde se constituyó la primera secretaría de Sportivo Belgrano, sobre Bv. 9 de Julio 1933. La donación estuvo a cargo de Severo Robledo, Juan Bonacossa y Alfredo Scocco.

El Club 03/05/2023 Leandro Gottardi Leandro Gottardi

EMUGAS_banner

6 - Primera Secretaría
La imagen que retrata el lugar donde funcionó la primera secretaría del club Archivo: Leandro Gottardi.

Uno de los siguientes pasos que aquel puñado de jóvenes fundadores, que dieron vida al Club Belgrano el 15 de abril de 1914, tuvo que dar fue la búsqueda de un lugar para instalar la secretaría de la institución. 

Así, el entusiasmo de esos “purretes” encontró sede en Bv. 9 de Julio 1933. En ese sector se abrió la primera secretaría de la historia del club. 

Con motivo del 60 aniversario de Sportivo Belgrano, en 1974, Severo Robledo, Juan Bonacossa y Alfredo Scocco donaron a la entidad de barrio Alberione un cuadro con la fachada del sector donde funcionó la primera sede del club. 

Con un escrito de puño y letra se aprecia: “Primera secretaría del Cñlub Sportivo Belgrano. Boulevar (sic) 9 de Julio 1933. Fundada el día 15 de abril de 1914, en sus 60 aniversario – Donación Severo Robledo (hoy la cancha de básquet de San Isidro lleva su nombre), Juan Bonacossa y Alfredo Scocco. 

Primera secretaría del club
El cuadro donado en 1974.

Lo más visto
Sin título3

Los inicios del básquet en Sportivo Belgrano

Leandro Gottardi
Historia - Básquet 20/05/2024

La década del ’30, para la “Verde”, trajo la incorporación de un deporte que, con el correr de los años, dejaría una huella imborrable en la escena sanfrancisqueña: el básquetbol. Por las filas del club pasaron los dos mejores jugadores que dio la ciudad: Erio Santos Cassetai y Gastón Blasi.

BeFunky-collage (22)

Las visitas de Menotti a barrio Alberione

Leandro Gottardi
Informes especiales 12/05/2024

El “Flaco”, el DT que comandó a la Selección argentina a su primer título mundial en 1978 y que marcó para siempre la historia del fútbol nacional, tiene un lazo que lo une con San Francisco: como jugador, enfrentó dos veces a Sportivo Belgrano.