Eladio Rodríguez, un fuera de serie

Fichas 02 de marzo de 2023 Por Leandro Gottardi
Su nombre y apellido son palabra mayor para quienes supieron deleitarse con su fútbol. Brilló en tres décadas diferentes y fue clave para que Sportivo Belgrano, el club de sus amores, forjara páginas doradas de su centenaria historia.
Eladio en la verde 1
Eladio, el crack de Sportivo Belgrano, ingresando al campo de juego en barrio Alberione Archivo: Leandro Gottardi

EMUGAS_banner

Mencionar a Eladio Rodríguez es trasladar a aquellos memoriosos hinchas de Sportivo Belgrano a una de las mejores películas que jamás se hayan visto en barrio Alberione y en la provincia de Córdoba. 

En el nacimiento de la sección “Nuestros Cracks”, creímos que el “8” histórico de la “Verde” no podía faltar. Defendió la camiseta de la escuadra de barrio Alberione en tres ciclos y fue clave en dos de los títulos más importantes de la historia del club: en 1959 y 1968. 

Es que Eladio Rodríguez marcó una época en Sportivo Belgrano. Debutó en 1958 y se despidió en 1975, jugando en tres décadas diferentes. La rompió siempre, fue comprado por San Lorenzo de Almagro, pasó por Newell’s y Talleres, todos en primera división. 

Sus más de 200 partidos jugados con la camiseta verde surgen como comprobante de calidad para las nuevas generaciones que no pudieron disfrutarlo de una cancha. Fue siempre 8, pero por momentos su promedio de gol se equiparó con el de un 9. Tenía talento, gol, sacrificio y buen juego. 

Dio tres vueltas olímpicas con Sportivo Belgrano: Oficial 1959, Selección 1968 y Oficial 1968, todos de la Liga Cordobesa de Fútbol. Además lideró al equipazo que en 1966 quedó al borde del Oficial y estuvo presente en el debut de la “Verde” en la Copa Argentina 1969. 

3 Eladio jugador
Como jugador, Eladio rompió fronteras y fue admirado no solo por los hinchas de Sportivo sino por el fútbol cordobés en general. 

 

Figura y al fútbol “grande”

Los primeros pasos de Eladio Rodríguez en Sportivo Belgrano se dieron en 1958. El debut oficial se registró el 13 de abril, en un partido en el que la “Verde” poco pudo hacer y cayó goleado 5-0 como visitante ante Belgrano. Y rápidamente se asentó. 

Ya en 1959, fue imparable. Con 18 goles, fue el goleador de la escuadra de barrio Alberione en la Liga Cordobesa, que lo consagró como el mejor de la provincia. Apareció San Lorenzo de Almagro y rápidamente compró su pase, junto al de otros dos compañeros del club: Lirio Aimar y Modesto “Boni” Benítez. 

El servicio militar le puso un freno a su ascendente carrera por lo que, en el “Ciclón”, pese a sus destellos no pudo explotar. Otro San Lorenzo, de Mar del Plata, le abrió las puertas para albergarlo mientras durara el servicio. Allí volvió a ser. 

Posteriormente recaló en Newell’s Old Boys de Rosario, donde inclusive le marcó a Rosario Central, para luego retomar a su casa: barrio Alberione. 

3 Eladio hoy
Eladio, en la actualidad. La fotografía es de diciembre de 2020, el día que la cancha Nº 3 del predio “Nicolás Losano” fue bautizada con su nombre. 

 

El regreso

En 1966, Eladio regresó al club de sus amores. Y rápidamente volvió a erigirse en un pilar de Sportivo Belgrano que protagonizó un año histórico y terminó quedando a las puertas del título de la Liga Cordobesa. Y el “8” estuvo prendido fuego: ¡anotó 20 goles en la temporada!

El trago amargo quedaría atrás en 1968, cuando con la “Verde” hizo historia y se quedó con el Torneo Selección y Oficial de la temporada, en este último venciendo en una final épica a Belgrano de Córdoba, en el tercer partido y tras ir perdiendo 2 a 0. 

Para el 1969, fue protagonista de un hito con Sportivo Belgrano y estuvo presente en lo que significó la primera participación de un equipo cordobés en la Copa Argentina, que disputó por entonces su primera edición. 

A mediados de año, partiría a Talleres de Córdoba, para jugar el Nacional. Y tras dos años en la “T” volvería a barrio Alberione para comenzar a cerrar su inmensa carrera. 

En el regreso no hubo títulos, pero sí partidos inolvidables y destellos de crack que hicieron delirar a hinchas propios y ajenos. Jugó su último partido en Sportivo Belgrano en 1975, pero ya era leyenda. 

Su vínculo con el club continuó siempre como hincha aunque además fue ayudante de campo en el ascenso de 1979 y también tuvo un breve paso como DT en los ’90. 

Si lo cruzás, y sos hincha de Sportivo Belgrano, saludalo. Fue uno de los cracks más grandes de nuestra historia. 

Leandro Gottardi

Licenciado en Comunicación Social
Fundador y Director de Identidad Verde

Akron-Servicios-1200x90

1200-x-90

Te puede interesar